Nunca pensé que esta «sana» bebida resultara tan perjudicial para las glándulas tiroides y ademas está vinculada al cáncer de mama…

En muchos hogares del mundo, los productos lácteos son sustituidos por leche de soya. A diferencia de los productos derivados de la vaca, la leche de soya no contiene lactosa. Esto es una noticia excelente, para veganos y personas intolerantes a la lactosa.

La soya ha sido desde hace mucho, una alternativa muy tenida en cuenta, para este tipo de personas. Ahora bien, cada vez son más, los estudios que alertan a la población mundial, sobre los peligros de la leche de soya.

Todo sobre la leche de soya

Antes de hablar en detalle, sobre los peligros de la leche de soya, es necesario conocer la composición del producto en sí.

La leche de soya, se destaca por su contenido en compuestos como el hierro, la proteína, ciertas vitaminas del complejo B y calcio.

Además de esto, esta leche se caracteriza por sus bajos niveles en colesterol y grasas saturadas.

Todo parecía ser perfecto, hasta que fueron realizadas una serie de investigaciones, con respecto a los efectos de la leche de soja en el organismo.

Ingredientes principales de la leche de soja:

– Agua filtrada, extraída de la soja

– Caña de azúcar

– Sal marina

– Carragenina

– Sabor natural

– Carbonato de Calcio

– Palmitato de vitamina A

– Vitamina D2

– Riboflavina

– Vitamina B12

Todos estos ingredientes, pueden sonarnos comunes, e incluso inofensivos. Ahora bien, todo cambia cuando nombramos a la carragenina. Se trata de un polisacárido sulfatado, extraído de un cierto tipo de alga. Las carrageninas, carecen de valor nutricional, y pueden generar graves problemas al organismo, al momento de ser digeridas.

Muchos estudios, han confirmado el efecto destructivo de la carragenina en el aparato inmune. Esta sustancia, genera inflamación y otros percances, capaces de contribuir al desarrollo progresivo de ciertas enfermedades. Entre ellas, podemos encontrar el colon irritable, la inflamación gastrointestinal, el cáncer de colon, la diarrea crónica y más.

Hace varios años ya, que la leche de soya viene siendo particularmente estudiada, por sus efectos dañinos en el organismo.

Peligros de la leche de soya para el organismo

Alteraciones al ADN

La prensa junto a muchos expertos afirma que donde hay soja, hay OGM. De hecho, se ha comprobado que el 99% de la soja tiene alteraciones genéticas. Por tal razón, conseguir la soja totalmente orgánica es casi imposible. Investigaciones hechas por una universidad de prestigio, afirma que consumir soja o leche de soja durante el embarazo provoca defectos en los recién nacidos.

Alteraciones del sistema inmune

El problema con la soja no se refleja en las madres, sino en sus hijos. Se ha comprobado que consumir soja en periodos de lactancia o durante el embarazo provoca enfermedades autoinmunes en los niños.

Piedras en los riñones

La leche de soja posee oxalatos, sustancia que no puede ser procesada por el organismo. Como resultado, esta es expulsada por medio de la orina. No obstante, un estudio reciente demuestra que esta también se une al calcio en los riñones. Con el pasar del tiempo, esta puede convertirse en cálculo renal.

Alteraciones del sistema nervioso

Otro estudio realizado por el Hawaiian Epidemiology Center afirma los daños de la soja. Por 3 décadas se sometieron a prueba muchas personas. Los científicos descubrieron que, a mayor consumo de esta leche, mayor era la deficiencia de sus habilidades motoras.

Promueve la aparición del cáncer

Las industrias que promueven el consumo de este producto tratan de hacerlo parecer saludable. Sin embargo, esta leche posee sustancias cancerígenas, una de ellas es la lisinealina. De igual forma, los solventes de la misma dejan residuos como el hexano, también cancerígeno. Asimismo, la soja tiene un alto contenido de fitoestrógeno, sustancia que se relaciona con el cáncer de mama.

Fibromas uterinos

El Enviromental Helth Perspective realizó un estudio de 4 años donde participaron 50 mil mujeres. Con dicho estudio pudieron concluir que las mujeres que de niñas fueron alimentadas con leche de soja tenían un 25% más de probabilidades de padecer de fibromas uterinos a los 35 años.

Cambios endocrinos

Una de las sustancias de la soja que causa alteraciones en el páncreas y las tiroides es la Genisteína. Muchos estudios demostraron que a un mayor nivel de hormonas tirotropina, mayor probabilidad de padecer de hipotiroidismo, bocio difuso y las tiroiditis autoinmune subagudas.

Problemas de fertilidad

Una de las razones por las que no se recomienda a los hombres consumir esta leche es por los fitoestrógenos. Estos afectan el sistema endocrino y tienden a causar infertilidad masculina. Como sabemos, ningún hombre quiere quedar incapacitado de esta zona.

Muchas son las controversias que ha traído este tema por todos los medios. ¿Qué piensas tú?, ¿Sueles tomar este tipo de leche?, ¿Has tenido alguna mala experiencia con ella? Déjanos saber por medio de tus comentarios. 

Si te pareció interesante esta información compártela con tus amigos y familiares en tus redes sociales. Déjanos tus preguntas, sugerencias y comentarios en nuestra página de Facebook Con Vida y Salud Gracias por visitarnos.

Lo que se recomienda en Con Vida y Salud simplemente es para fines informativos y educativos y JAMÁS va a sustituir los consejos médicos profesionales, de diagnósticos o de tratamientos. Siempre consulta a tu médico con cualquier pregunta que puedas tener sobre una condición médica.

COMENTARIOS